Famosas calles llenas de color y paraguas

Una tarde que salía del Soriana, caminé por la plaza que está dentro del súper mercado y me percaté que habían remodelado el lugar. Ahora tenía una fuente enorme en el centro y unas sombrillas de mil colores adornaban las simples láminas de policarbonato que se encontraban en el techo. La verdad es que ese cambio benefició mucho a la plaza y los colores de los paraguas te levantaban el ánimo por todas las tonalidades que se reflejaban en el agua de la alegre fuentecilla.

Este cambio me hizo recordar que antes ya había visto ese tipo de decoración cuando el año pasado visité Portugal. En este país existe una villa llamada La Ville de Águeda, famosa porque una de sus calles tiene un recorrido a pie adornado por un montón de paraguas o sombrillas flotantes de varios colores.

Esta vista es preciosa por todo el colorido, además de tapar la luz del quemante sol, por lo que puedes sentarte a reposar en la tranquila calle o entrar a una cafetería cuando te dé hambre.

Esa calle me sorprendió bastante en mi visita y tiempo después descubrí que no era el único lugar que rescata esta decoración.

La calle Venustiano Carranza, en el estado de Aguascalientes, México, es otro camino adornado por lo colores que se reflejan a la luz del sol. Lo más vistoso de éste lugar  es el acompañamiento de edificios de la época de la colonia que otorgan cierta magia al espacio.

Pero para callejones místicos, en Alicante, España se encuentra el camino llamado “Cantando bajo la sombra”, una callecita adornada con paraguas multicolor que al reflejarse en el suelo provocan la ilusión de entrar a un mundo misterioso y mágico.

Turquía no se quedó atrás, ya que en la Calle Vieja, en Antalya decoraron el camino con sombrillas que otorgan sombra en primavera y verano, por si fuera poco, la calle está llena de restaurantes y cafeterías donde puedes disfrutar de una comida o cena con una vista multicolor. Lógicamente esta calle se ha vuelto famosa para pasar una tarde de verano junto con tus amigos mientras disfrutas de la exquisita comida.

Dubai es de los países que tiene este tipo de decoración más sorprendente  y bello ya que ellos no adornaron una calle, llenaron de colores el jardín Miracle Garden que alberga a más de 45 millones de flores que forman desde gigantes castillos hasta pirámides. Las plantas junto con los paraguas crean una explosión de matices.

Y por último, a un costado del Puente de Londres se encuentra el lugar llamado Vinopolis Piazza. Esta zona con aire medieval está coloreada con sombrillas que te darán sombra en una tarde de calor. Tiene bancas para poder disfrutar del atardecer mientras lees un buen libro junto con una taza de té negro.

Después de mirar los colores en la fuente decidí aventar una moneda y pedir un deseo, tal vez la próxima vez que viaje me encuentre con alguna de estas calles.